El proyecto

El Proyecto Eremita es un proyecto de investigación desarrollado conjuntamente por Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el Zoobotánico de Jerez, en colaboración con la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) y Asociación mundial de Zoos y Acuarios (EAZA).  Fue un proyecto experimental desarrollado entre 2004 y 2011 y tenía como objetivo evaluar la eficacia de varios métodos de liberación de ejemplares procedentes de cautividad del Ibis eremita, encontrando uno eficaz para que pudiera ser utilizado en el futuro para la recuperación de las poblaciones en aquellas zonas en las que había desaparecido. Esto se hizo siguiendo el criterio establecido las últimas reuniones de expertos internacional en Innsbruk, 2003. 

Se propuso dicho proyecto por la situación de estado crítico de amenaza de la especie, la necesidad de avanzar en estudios de métodos de liberación y porque el suroeste de la península Ibérica reunía las condiciones a priori favorables para la especie. La evaluación se realizaría con el posible establecimiento de una población sedentaria, estable y autosuficiente. Precisamente en esta fase de evaluación es en la que nos encontramos en estos momentos del proyecto, realizando un seguimiento con una metodología adecuada. El éxito de ese proyecto alentó a sus promotores para llevar a cabo el programa de reintroducción en Andalucía desde 2012. Nuestro grupo de investigación lleva a cabo este seguimiento de la situación de la población a través del estudio de doctorado de Rafa Silva.



La especie: Ibis eremita

Geronticus eremita es una de las especies de aves más amenazadas

Categoría

-Categoría: En peligro crítico de extinción

-Causas del declive: Pérdida de hábitat, agricultura intensiva, persecución y molestias causadas por el hombre, contaminación por pesticidas.

Es una de las aves más amenazadas del planeta, catalogada en situación crítica (Collar et al. 1994). El 96% de la población mundial había desaparecido en los últimos 80 años en el año 2000 según la UICN.

Taxonomía

-Reino Animalia

-Filo Chordata

-Clase Aves

-Orden Ciconiiformes

-Familia  Threskiornithidae

Género Geronticus

Especie G.eremita

Distribución

La población está dividida en dos áreas principales

Comarca La Janda Dormideros en zonas de cortados (La Barca de Vejer y La Mora), árboles en campos de Golf, o cableado eléctrico, alimentándose en praderas hípicas, campos de golf Montenmedio, o fincas privadas.

Chiclana de la Frontera Dormideros en zonas altas como árboles en campos de golf de Novo Sancti Petri, alimentándose en esa zona también.

Los nidos suelen situarse en el cortado de La barca de Vejer de la Frontera o en la Torre de Castilnovo en Conil de la Frontera.

(Puedes hacer clic en el mapa para ver la información concreta de cada punto)

Chiclana de la Frontera donde se localiza un grupo de la población sus dormideros en zonas altas como árboles en campos de golf de Novo Sancti Petri, alimentándose en esa zona también.

La Barca de Vejer: donde se localiza un grupo de la población sus dormideros en zonas de cortados en los que, además, sitúan nidos.

Torre de Castilnovo: donde suelen situarse los nidos en esta zona de en Conil de la Frontera, ubicándose a 2’5 kilómetros de su casco urbano, en la zona conocida como El Prado-Castilnovo.  La torre está situada a 100 metros del agua y con una altitud de más de 15 metros, construida en el siglo XVI por orden de Juan Alonso Pérez de Guzmán y Zuñiga, conde de Medina-Sidonia con el objetivo de controlar los ataques piratas.

Praderas hípicas donde se alimenta parte de la población perteneciente a la Comarca de La Janda.
Campos de Golf donde se alimenta parte de la población perteneciente a la Comarca de La Janda.
Características físicas

-Identificación Plumaje negro, con reflejos metálicos verdes y púrpuras. Pico largo curvo y rojo.  Cabeza y garganta desprovistas de plumas, presentando penacho en la nuca. Adultos con cabeza pelada roja e inmaduros más apagados con cabeza más oscura y plumas ornamentales menos desarrolladas.

-Peso medio 1.1-1.5 kg

-Longitud 70-80 cm

-Envergadura 1,30 m

Biología

-Hábitat  Vive en zonas relativamente áridas, ligado a ramblas, llanos y mesetas provistos de acantilados rocosos donde instalar las colonias de cría.

 -Alimentación Se alimenta, sobretodo en invierno, en campos de cultivo, prados y pastizales. Dieta esencialmente animal, a base de insectos y otros invertebrados, aunque en ocasiones también reptiles, anfibios peces e incluso pequeños mamíferos.

Tipo  Ovípara. Comenzando a construir nidos en Febrero, para hacer puesta en Marzo a Abril.

Nidificación Instala en repisas enrefugios de cortados y acantilados sus nidos, hechos de ramitas y forrados con hierbas, pajas, etc. A veces unos junto a otros porque son aves coloniales.

Incubación 28 días aprox.

Número de huevos Las puestas típicas constan de 2 a 4 huevos.

Volantones Los jóvenes volanderos hacen sus primeros vuelos a los 43 o 47 días.

Migración

envuelo

Es una pobalción sedentaria, no realiza movimientos migratorios, pero si pequeños desplazamientos para trasladarse del dormidero a zonas de alimentación en movimientos diarios.

Proyectos del grupo de los que forma parte

Rafa Silva. 2015-Realizándose en la actualidad.

Casilda Maldonado. Trabajo basado en el Proyecto “Annual cycle in the movement ecology of a reintroduced population of the Northern Bald Ibis (Geronticus eremita).” Realizándose en la actualidad.



  La población

Como resultado del “Proyecto Eremita”, y el programa de reintroducción, La Janda tiene actualmente una población silvestre de 80 individuos aproximadamente, de las que una pequeña colonia de cría se asentaron en Vejer de la Frontera (Cádiz) en 2008, alcanzando las 25 parejas reproductoras en 2014 . Entre los próximos retos para el equipo involucrado son la evaluación de la viabilidad de la población y avanzar en el conocimiento de la ecología de esta especie. Para ello, desde 2014 se lleva a cabo un seguimiento GPS de algunos adultos y aves juveniles.

Según los recientes avances en el seguimiento y evaluaciónde la población de ibis eremita, en el suroeste de la Península Ibérica está dividida en dos grupos, uno más numeroso en la comarca de La Janda, y otro en la zona de Chiclana de la Frontera, conociéndose esta última mucho menos que la primera y siendo el grupo menos numeroso. Ambos van modificando su dormidero y área de alimentación en función de las condiciones ambientales. Pero frecuentan dormideros en zonas altas de árboles, cortados o incluso cables de torres eléctricas,  compartiendo habitación con cormoranes, garcillas o grajillas en ocasiones, y se dirigen a alimentarse en amplilas zonas verdes como campos de golf y praderas hípicas. En la comarca de La Janda se suelen encontrar en las Praderas Hípicas, en campos de Golf de Montenmedio, Manzanete, incluso en zonas de fincas privadas, en cebaderos de El Retín, antiguo aviario y  en Chiclana en la zona de Golf Novo Sancti Petri.  Los nidos suelen situarse en la zona del cortado de La Barca de Vejer o de La Mora, perteneciente a la comarca de La Janda y en La Torre de Castilnovo en Conil de la Frontera. Se realizan seguimientos de huevos y pollos en estas zonas mediante observación, censo, anillamiento y marcaje.



Captura, anillamiento y marcaje

El lugar de captura de los individuos que queremos marcar es donde suelen alimentarse en el caso de los adultos, como es en campos de golf  o en nidos en cortados, en el de los juveniles. Una vez localizado el grupo de individuos y con la indumentaria adecuada (casco con ibis eremita, camiseta negra),  colocamos una  trampa que queda camuflada. Lanzamos tenebrios para que se acerquen a comer y cuando caen los capturamos rápidamente para anillarlos y marcarlos.

Cuando tenemos al individuo anotamos datos del lugar de captura, la anilla si es una recaptura, si estaba solitario o en grupo, etc. Todo en una aplicación de una PDA donde se almacenan los datos. Se pueden visualizar diferentes tipos de anillas en el ibis eremita, una metáliza, una de PVC o una EAZA metatarsial.

EL tipo de marcaje depende de si son adultos o juveniles. Los adultos se marcan con dispositivos Uva-BiTs y los juveniles con Eobs. El método para marcarlos es similar, se colocan a la espalda del individuo a modo de “mochila”, utilizando un arnés hecho con cinta de teflón.